Seguidores

28 de septiembre de 2015

MI HABITACION

Poseo una pequeña sala donde puedo escribir, leer y empecinarme hacer mejor lo que hago. Y para guardar ordenadamente mis libros que no todos podrán ubicarse en esta habitación. He ido regalando aquellos que ya he leído y otros que son pedido por mis amigos.  

Sin embargo, he comenzado a sentir cierto pudor. 
He estado escribiendo en mis dos blogs y otros espacios en internet como así mismo guardo temas en mis archivos que pudiera compartir alguna vez. Si bien es cierto que tengo acá un espacio exclusivo no soy de instalarme delante de mi ordenador y ocuparlo como trinchera. Puedo decir que estoy insertado en el mundo que vivo, estoy con la gente y me percato de sus sueños, sus alegrías e infortunios. Definitivamente amo este oficio de escribir como me parece detestable la escasa ética en los sectores de alta responsabilidad comunicacional.

¿A qué viene entonces el pudor? 
Es que lo que escribo no es tanto fruto de mi inteligencia sino una mezcla de tozudez y esfuerzo. Reconozco que siempre fui de los primeros alumnos cuando niño y estudiando en dos ocasiones en la universidad. Un día tuve que admitir que no era tanto por mi natural talento sino por mi esfuerzo en los estudios. Simple. Pero, honestamente, nunca tanto para decaer en mi trabajo aunque me falta -creo yo- ese motor que tienen muchos. Bueno, los de signo Virgo somos amantes de los detalles, sabemos concentrarnos y solemos tener un mayor sentido de la belleza y del orden. Dicen. Además, que si somos Caballo en el zodiaco chino la cosa es más seria. (Esto lo he agregado para que no se crea que estoy triste pues hay muchas cosas que realizo que otros no hacen. Así la vida busca el equilibrio). Advierto, sí, que hay temas "que no me salen". Quiero decir, que no les doy la profundidad que merecen y eso, en algunos casos, salta a la vista.

Considero que más que la habitación de cuatro paredes -que pintaré luego durante la primavera- es la vida interior la verdadera morada donde viven las ideas, palabras, proyectos y sueños, donde también los amores cercanos conviven con los distantes, la claridad de hoy con los pasados recuerdos, las miradas con las nostalgias. Esto lo sabemos todos pero es bueno recordarlo.

Hasta pronto.

Autor: Vicente Corrotea A.
Imagen de la colección de Google.

2 comentarios:

  1. Que te guste escribir, amigo Vicente, me parece una virtud que merece la pena ejercitar. Lo que nos escribes de tu habitación creo que lleva una prosa limpia, con palabras claras y comprensibles. Änimo y sigue hasta el infinito si es que lo deseas porque seguro que vamos a estar algunos que te vamos a leer con interés y con agradecimiento. Un abrazo

    ResponderEliminar

Agradezco tu comentario franco y cortés que me invita a las novedades de tu blog.