Seguidores

29 de octubre de 2009

OCTUBRE 29

Estoy emocionado. Hoy cumplo cuatro años de ser abuelo. Nuestro único nieto se llama Renato. Y como se sabe él es nativo del signo escorpión igual que mi mujer y mi hijo menor. Es decir, vivo rodeado y temeroso del aguijón venenoso. aunque no he llegado a construirme un trinchera o levantar una muralla.
El caso es que Renato se las lleva todas... A manera de homenaje al amigo más pequeño de cuatro años que está cumpliendo hoy 29 de Octubre, he transcrito un poema que hice en mi blog La Simiente hace tres años. 

Octubre 29 

¿Serás volcán temido o ave peregrina?
¿Serás ciudadano obediente a los antiguos decretos
o héroe incorrupto en fronteras hostiles?

Tu designio no está en las estrellas
sino lo escribirán tus manos.

Pero en este breve hoy
tu carita de luna intocada
y tus demandas saludables
-nieto de cuatro estaciones-
van colmando nuestra alforga
con renovadas fortalezas que reverdecen
la marcha de la vida
y añaden una porción más de aceite
a nuestras lámparas.

Cuando
junto a las hojas del tiempo
hayas conquistado espacio, emociones
y la cuota justa de razonamientos,
y conocida la diferencia
entre lo diáfano y lo oscuro,
y aprendido el lenguaje de la gente
te hagas pariente de los que sufren,
entonces
podrás continuar la tarea siempre inacabada
de hacer más justa la porción de pan,
de calor y de alegría
para cada habitante de esta tierra.

Así seas arquitecto, médico, marino,
maestro de escuela, juez o artesano,
conseguido el secreto de tu vida,
logres ser un hombre dichoso
de fraternos brazos.  

19 de octubre de 2009

AMIGOS A PASAR DE TODO

Los vi en la Gran Avenida. Los he visto mil veces cargando su hambre trasnochada, su corazón apretado de sumisión o de rabia contenida. Por sus ojos descubro el maldito designio de seguir creyendo en las manos de hombres y mujeres que, sin embargo, los dejaron botados en la calle a  ellos o a sus padres en donde han sobrevivido a duras penas entre frenadas, insultos y reprimendas.

Eran orgullosos de su familia, de su patria vasta; eran viento de los espacios y del universo. ¿Qué pasó que hicieran un pacto de sumisión y obediencia con el utilitarista humano y de lobos se convirtieran en perros? Creo que me doy cuenta: nunca pensaron en una traición cuando poco a poco fueron abandonando las frescas llanuras por nuestras plataformas de cemento de hoy.

Tal como el corazón de las almas sencillas que esperan un cambio en su vida, tú esperas, perro vagabundo, un cambio sustancial en tu vida como que un humano te elija para llevarte a su hogar. Mientras tanto vas ansiando una palabra amiga, una porción de comida, tal vez una caricia.